--A LO QUE VINIMOS VAMOS...
 
FANTASÍAS con parejas swinger para intercambio completo,solas y solos para tríos o gang bang
--A LO QUE VINIMOS VAMOS...
=¿MIEDO A VOLAR?
--Mi primer trío HMH--
=MI SEGUNDO TRÍO HMH
--Sergio--
Album de fotos 1
Album de fotos 2
Album de fotos 3
Album de fotos 4
Album de fotos 5
Mis aficiones
Mis enlaces favoritos
--A LO QUE VINIMOS VAMOS...
 
Desde que tuve mi primera experiencia swinger, desde mi primer trío, me di cuenta que diez minutos de charla son suficientes para que sepamos si un hombre o una pareja nos agradan o no son los adecuados para estar con nosotros.

Yo no me fijo casi nada en el físico, ni en la edad ni en cómo visten (Me fijo más en cómo me desvisten o cómo se desvisten ellos).

Lo que más me cautiva de un hombre o mujer swinger es que sean sinceros desde el principio, que tengan sonrisas francas, que sean alegres, adoro las miradas atrevidas, la picardía, el buen humor, que sepan lo que quieren y a lo que fueron y, SOBRETODO, que se vean pulcros… Me encanta la gente que huele rico, que sean sencillos y simplemente agradables.

Yo amo a Diego y, además, tengo mi grupo de amigos de la U y del trabajo, tengo las relaciones sociales de mi familia y las relaciones sociales que manejamos entre Diego y yo en conjunto, entonces nunca me ha interesado que nuestras amistades SWINGER se comporten o esperen que nos comportemos igual a como la gente se comporta en reuniones sociales...
Imagen
Diego y yo pensamos que las amistades swinger son para follar, son para tener sexo y NO SON para sentarse a hablar de los mismos temas que uno habla con su grupo social y este pensamiento nuestro es algo que mucha gente no comprende porque, varios de los nuevos contactos swinger que conocemos, comienzan a hablar de su vida personal o indagarme la vida como si fuéramos a ser los grandes amigos (quieren saber en dónde y qué estudio, en donde y en qué trabajo, etc.).

Si las personas han tenido experiencias swinger me encanta que hablemos de eso y, si no la tienen, prefiero que hablemos de sus expectativas o que nos pregunten de nuestras experiencias.

Yo trabajo, estudio y tengo que dedicarle tiempo a mi familia y a Diego entonces no quiero gastar mi valioso y escaso tiempo libre en horas y horas de chat ni en encuentros previos para tomar café y que a los ocho días nos inviten a cenar o a almorzar y que quince días después tan solo exista la posibilidad de terminar en la cama… QUE MAMEEEERA.

¡A mí me encanta ir al grano DE UNA VEZ!
Imagen